Los caminos que pudieron ser y no fueron

“André Gide decía que un artista no debía contar su vida tal como la había vivido, sino vivirla tal y como la iba a contar” dice Enrique Vila-Matas en París no se acaba nunca

Eso son las novelas, caminos que nuestra existencia pudo seguir y no siguió.

Leila Guerriero sobre la belleza helada de las cosas que se pierden.

Por los buenos días del pasado y por todos los sueños imposibles.

El aleteo de una mariposa

The joy of solitude

“Il vortice de la mundanitá”